Resulta tétrico para mi perspectiva de simple ciudadana de a pie observar día a día como en el Ecuador la oposición esta dividida en dos mitades, la una alucina mientras que la otra padece de ceguera voluntaria , extremos que se desgastan compitiendo por quien tomará la posta luego de que pase la pesadilla del correismo. Patética batalla que se ha trasladado hasta los linderos de twitter (uno de los pocos espacios que aún quedan para denunciar abusos y aberraciones del Gobierno de Correa) y así todos los actores (incluyendo ciudadanos que hoy se han dejado intoxicar por una dosis de mezquindad y desvarío) comienzan a delirar planificando una repartición ilusoria de una cuota de poder inexistente, olvidando que de la pesadilla se despierta , pero jamás de una realidad que se ha convertido sistemáticamente en pesadilla mientras no se tome consciencia de la misma y de su dinámica subyacente .

Dicen que en el arte de la guerra es fundamental comprender como funciona la mente del enemigo si se quiere ejecutar algún plan para confrontarlo . Por ello, es imprescindible tomar consciencia de que para la estructura neurocognitiva de Correa y su pandilla “ellos son los fundadores de un nuevo país” y en la danza dialéctica, que tiene como base el clásico manual marxista-socialista de siglo XXI , organizaron una constituyente para fundar un nuevo país, acción que fue refrendada en las urnas por el pueblo y por lo tanto, hoy son “ellos” (Correa y su pandilla) los encargados de implementar a su antojo y conveniencia la ingeniería socio-política -económica del Ecuador bajo un sistema autocrático de círculos concéntricos en el que todos giran alrededor del autócrata y en el cual la división de poderes, es tan solo una mascarada de simulación democrática .

Si bien es cierto, hace casi 10 años, la dinámica de la danza política del viejo país consistía en: Un paso a la izquierda, dos pasos a la derecha, un paso hacia adelante, otro hacia atrás y de vez en cuando saltarse escalones, pero se realizaba bajo un sistema democrático en el cual existía peso y contrapeso, pero infelizmente hoy, a partir de la fundación del nuevo país, estamos en un sistema autocrático en pleno desarrollo que cada día a será más autocrático , sin responder a nada ni a nadie,ni mucho menos a los elementos que componen la sociedad estatal y obviamente la mente del tirano irá degenerando cada día más . Basta con observar como la asamblea nacional hoy es únicamente un puñado de escribanos que mediante tecnología copy and paste promueven leyes que vienen desde Carondelet.

La función judicial y fiscalía nacional del estado han quedado reducidas a un simple brazo ejecutor de las políticas de criminalización del estado y ajuste de cuentas para riñas personales de Correa y la función electoral está relegada a crear simulacros para reafirmar de que existen elecciones libres.  ¡Estos son los fundamentos del nuevo país! …No está por demás señalar que las carreteras, servicios públicos etc..  todo eso son accesorios que el ministerio de propaganda de Correa sabe magnificar y explotar.

Así que despierten: Los pasos de la danza política actual se están dando dentro de un sistema autocrático con mascarada democrática y el cambio no se va a producir por la ley de la gravedad o un milagro del papa Francisco , sino que primero debemos tomar consciencia de  lo que estamos padeciendo y tener la suficiente capacidad y voluntad para ir hacia la refundación de un país democrático.  Sin perspectiva y voluntad esta larga noche autocrática será eterna y más pronto que inmediatamente superaremos el trágico víacrucis de Venezuela.

Por otra parte, la ingenuidad de la oposición no alcanza a vislumbrar que al reclamar por irrespetos e insultos está únicamente desgastando energías y siguiéndole el juego a Correa. Exigir decoro nos corresponde por derecho, sin embargo, estamos en instantes tan críticos que los buenos modales pueden esperar un poco,pues precisamente estos insultos e irrespetos repartidos por Correa cada sábado son parte de su “Reality Show” cuya única función es distraernos e impedir ver lo que hay de fondo. Expresiones ofensivas como: Gordita horrorosa, enano, sicario de tinta etc… cumplen la función de “muletillas” con el objetivo de entretenernos, pues una cosa es el teatro de Correa y otra su coreografía tras vestidores, en donde el impuesto a la herencia, la introducción (voluntaria/obligatoria) del dinero electrónico como parte de la dinámica de desdolarización son parte del proceso que responde a la re-fundación del “Nuevo País” dentro de un sistema autocrático .

Que fácil es pronunciar:  “Correa y su pandilla : VAYANSE A SU CASA A FUNDAR LO QUE LES DE LA GANA  y déjenos tranquilos”, pero resulta complicado pasar de la palabra al acto,  especialmente cuando no se tiene el panorama exacto de la realidad y allí es precisamente donde radica la semilla de la irremediable tragedia.

No se queden en las ramas olvidándose del tronco . No se queden con el teatro de Correa, traten de identificar la coreografía que hay tras vestidores.

Anuncios