En estos días hemos sido testigos una vez más de como el sistema judicial en Ecuador se ha transformado en un órgano de persecución y hostigamiento político .

El día lunes 14 de octubre del presente año, un juez de la Sala Especializada de lo Penal, ordenó detener a Jaime Nebot, alcalde de la ciudad de Guayaquil por no acercarse a testificar en el Caso “Las Dolores” , detención que por cierto, carece de sustento legal ya que jamás el alcalde fue notificado .

Hoy en la mañana, en un espacio de noticias, (de los muy pocos que aún quedan) el abogado de los implicados privados de libertad, denunció que sus defendidos, recibieron la visita de un coronel acompañado por un capitán para advertirles de que si no aceptaban implicar al alcalde Nebot en el caso “Las Dolores”, recibirían 25 años de prisión y adicionalmente, les advirtieron que serian implacables con ellos.

Esta denuncia devela la facilidad con la cual, la justicia de Rafael Correa puede “fabricar a un culpable” y también como por arte de magia puede en menos de 24 horas “construir a un inocente” . Es entonces cuando la sociedad ecuatoriana en general debería empezar a cuestionarse (sin importar ideología, credo, raza, genero o condición económica) : ¿Si esto intentaron hacer con el alcalde…que podrán hacer con el ciudadano común? pues en definitiva, la ignominia no es exclusividad de la derecha o de la izquierda, sino parte de del accionar de un ser humano dentro del cual emerge la imagen y el deseo voraz irrefrenable de apropiarse de TODO Y TODOS .
Basta una mente desquiciada con corazón ardiente para hacer del estado su empresa privada y degradar al ciudadano al estadio de esclavo . No en vano la historia ya lo ha demostrado . Eso es parte de los desvaríos que la mente puede llegar a producir.

Ante este envilecimiento de la justicia en el Ecuador, sería oportuno recordar cinco características que resumen ,aproximadamente, lo que fue la dinámica del sistema Judicial Estalinista:

1. El sistema judicial es uno de los principales mecanismos de construcción y control social

2. A través de ellos se puede involucrar a cualquier ciudadano/a que atente contra la seguridad del estado, condenándolos a él y a su familia, ya sea a pena de muerte o enviándolos a los respectivos Gulags

3. Se podrá utilizar todos los mecanismos necesarios para involucrar en hechos criminales a cualquier enemigo del estado

4. Cualquier acción que provenga de un rotulado como “enemigo del estado” será criminalizada automáticamente

5. Se deberá emprender las acciones y métodos necesarios para que todo individuo se sienta aterrado ante los organismos de justicia y NKVD (organismo encargado de la seguridad del Estado y de funciones policiales) . La percepción individual del miedo deberá ser uno de los principales objetivos de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas

Paradójicamente, Marx decía “La historia se repite primero como tragedia y después como comedia” y como ciudadana ecuatoriana que soy, espero que esta pesadilla llamada “Revolución Ciudadana” que está azotando a mi país se acoja a lo segundo, puesto que los cinco puntos mencionados anteriormente, resumen el espíritu del nuevo COIP ( Codigo Integrar Penal ) instaurado por Rafael Correa, el mismo que no es más que un burdo copy and paste del sistema de justicia de Stalin .

Producir miedo y parálisis en el ciudadano/a es el gran milagro ecuatoriano , pues hoy en el Ecuador cualquier inocente puede ir a prisión sin ser culpable y cualquier culpable puede salir en libertad sin ser inocente –

Anuncios